[lbg_audio5_html5_shoutcast settings_id='1']
NoticiasSociedad

Verano en Pinar, aventura y naturaleza

Entre cientos de propuestas, a lo largo de su geografía, resalta Viñales, declarado por la UNESCO Paisaje Cultural de la Humanidad

Para los cubanos, el verano suele ser sinónimo de vacaciones, andar ligeros de ropas, visitar lugares atractivos, darse un chapuzón en un río o en alguna de las hermosas playas de la Isla, aventura, en fin, sano disfrute.

Y todas esas expectativas encuentran sugerencias en Pinar del Río, una provincia que por la belleza de sus paisajes ha sido denominada la Catedral Natural de Cuba.

Viñales, un referente obligatorio

Entre cientos de propuestas, a lo largo de su geografía, resalta Viñales, declarado por la UNESCO Paisaje Cultural de la Humanidad, y además principal polo turístico del territorio, ahora con nuevos atractivos, tan llamativos como sus casi exclusivos mogotes.

Para quienes gustan compartir de tú a tú con la naturaleza, este lugar le brinda la oportunidad de conocer parajes repletos de especies autóctonas de flora y fauna, sin ejemplares letales para el hombre y llenos de historia, que invitan a andar los trillos de su valle.

Crece el afán de cubanos y extranjeros por recorrer rutas que, en algunos casos, tuvieron como primeros huéspedes a emigrantes europeos y sus esclavos, radicados en Vueltabajo centurias atrás.

Los que aman la aventura, encontrarán ideal el paseo en el cánopy, y apreciar desde la altura el singular panorama que ofrecen la vegetación incluida la de los mogotes, que algún escritor comparó con elefantes dormidos.

Variados lugares para la estancia

Con mayor celebridad ahora, tras la caída en sus predios de un meteorito cuyos fragmentos, se esparcieron por barriadas como El Palmar, Cuajaní, Palmarito y El Progreso, el vacacionista tiene la posibilidad de acercarse al asombroso acontecimiento, conversar con personas que darán referencia de sus vivencias y también existe la posibilidad de hospedarse en sus atractivos hoteles o en la amplia red de habitaciones para alojamiento en el sector no estatal, o en la casa de un familiar o amigo, de acuerdo con las posibilidades de cada quien.

La cueva del Indio, antiguo habitáculo indígena

A las sugerencias se suma el recorrido por la cueva del Indio, pues resulta difícil que algún visitante se retire de Viñales sin hacer parada en ese sitio, según se dice, un antiguo habitáculo indígena ubicado a poco más de cinco kilómetros del centro del poblado cabecera de la municipalidad.

Su hallazgo se remonta a 1920 y poco a poco cada vez mayor número de personas se asomaban a la espelunca, hasta lograr la celebridad.

Pinturas rupestres, restos arqueológicos de culturas cubanas precolombinas y las formas curiosas de las estalagmitas y estalactitas en su interior, son apreciadas durante el recorrido en bote a través del río subterráneo, que hacen las delicias de quienes se involucran en esa aventura.

Son opciones como para no desestimar, pero en definitiva, cada cual tiene sus gustos y la pasa bien este verano desde degustando un rico saoco debajo de un framboyán o pertrechado con unas «frías», siempre rodeado de personas queridas, porque en Cuba, esta etapa estival propicia la unión de la familia de cara a la recreación, tras un período arduo de estudio y de trabajo.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − dos =

Botón volver arriba