[lbg_audio5_html5_shoutcast settings_id='1']
DeportesNoticias

En la Patria, todos los atletas paralímpicos

En medio de fuertes aplausos, fue recibido el último grupo de deportistas y entrenadores que arribó ayer a La Habana, tras competir en los Juegos Paralímpicos Tokio-2020, encabezados por la tricampeona de esa cita, Omara Durand, y el joven saltador Robiel Sol.

En la terminal 5 del Aeropuerto internacional José Martí, en nombre de todo el pueblo cubano, el Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, acudió a darles la bienvenida, y el vice primer ministro Jorge Luis Perdomo Di Lella, al felicitarlos, calificó la actuación de la delegación como una muestra de la entrega y el compromiso de estos atletas con nuestro pueblo.

Omara Durand, ganadora en la categoría T12, junto a su guía Yuniol Kindelán, de las pruebas de cien, 200 y 400 metros, agradeció, en nombre del resto de la comitiva, a todos aquellos que ayudaron de una u otra manera en la preparación de la reducida delegación que se presentó en Tokio.

«Estos fueron los juegos más difíciles de la historia, por las dificultades que afrontamos para entrenar y clasificar. Solamente ir y participar es un gran premio para todos nosotros».

En el recibimiento participaron Teresa Amarelle Boué, miembro del Buró Político y secretaria general de la Federación de Mujeres Cubanas; Jorge Luis Broche Lorenzo, integrante del Secretariado del Comité Central del Partido; Aylín Álvarez García, primera secretaria de la Unión de Jóvenes Comunistas, y Osvaldo Vento Montiller, presidente del Inder, entre otras personalidades.

En un aparte con Granma, la singular velocista dijo que «aunque se piense que yo corro y gano fácil, cada salida mía y de Yuniol lleva un nivel de concentración muy elevado. Nosotros estábamos bien preparados, pero las marcas mundiales no nos salieron en cien y 400, sin embargo, en 200 metros hicimos el récord del orbe, de 23.02 segundos, para alegría nuestra. Así son las cosas en el deporte, y nos sentimos satisfechos con lo alcanzado en Japón».

Sobre lo que pudiera ocurrir en la próxima justa paralímpica en París-2024, Durand, con su habitual modestia, fue cautelosa: «La meta allí será correr, correr y entregarnos al máximo en la pista para obtener el mejor resultado posible».

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis − 6 =

Botón volver arriba