ComentarioPolítica

Breve aproximación a los sucesos en Bolivia

Resulta aleccionador el llamado del presidente Miguel Díaz Canel Bermúdez de velar por la integridad física del exmandatario boliviano Evo Morales  

Sandino.-“Las guerras surgieron desde el principio de la humanidad, por el deseo de unos de despojar a otros de sus riquezas” expresó el líder de la Revolución cubana Fidel Castro en su primer discurso en la ONU.

Los mismos que por estos días intentan acabar con la democracia en Bolivia y otros pueblos de América Latina como Venezuela.

Esos que destilan rabia, los sin respuestas, ni argumentos cuando enfrentan hoy a Evo Morales Ayma, primer presidente indígena de Bolivia quien obtuvo el 54 por ciento del voto popular en las elecciones de diciembre de 2005.

Son de vista corta quienes se resisten a aceptar que sus luchas se concretan y renuevan hoy en las transformaciones por las cuales las estructuras del pasado, las de la opresión se van desmantelando en Latinoamérica.

En la misma geografía donde se construye el socialismo del siglo XXI, y se renueva la meta de conformar al hombre nuevo, la nueva conciencia que se nutre de las luchas populares, de sus héroes y mártires.

Entre 2005 y 2015 en Bolivia se redujeron las cifras de pobreza extrema, la desigualdad de ingresos entre ricos y pobres, gracias a la recuperación y defensa de la soberanía política y económica.

Pero también a la nacionalización de los recursos naturales y de las empresas estratégicas, cuya política impulsó el desarrollo económico del país.

No por azar organismos internacionales situaron a Bolivia como líder del mayor crecimiento económico de Sudamérica en 2016, con un 4,3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Todas las referencias coinciden en afirmar que redujo los índices de analfabetismo al invertir millones de dólares para la calidad de la enseñanza en todos los niveles.

Junto con otros datos positivos se presentan la reducción de las tazas de mortalidad infantil y desnutrición, unido a logros que propiciaron la construcción de nuevos hospitales, puestos de salud y la vacunación contra un grupo de enfermedades.

Más que un importantísimo aporte, constituye un argumento que conscientemente debe ser incorporado a las tareas revolucionarias de quienes en esta nueva centuria se proponen completar el triunfo de la justicia para el genero humano.

Un signo bien definido, de que es posible construir una sociedad más justa al margen del capitalismo que hoy y siempre encontrará un rotundo rechazo por los pueblos oprimidos.

Por todo lo anterior resulta aleccionador el llamado del presidente de la República de Cuba Miguel Díaz Canel Bermúdez de velar por la integridad física del exmandatario boliviano Evo Morales quien fue obligado a dimitir tras un golpe de Estado.

Y como no estamos ante un hecho esencialmente nuevo, la cuestión es entender bien la necesidad de armarnos de ideas para luchar en cualquier lugar por ese mundo mejor que urge.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + quince =

Botón volver arriba
Cerrar